Princess tenko | JAPANGAIJIN BLOG

Princess Tenko

 05/05/2017  Blog  308

Es martes. Pongo la tele, y sintonizo el canal donde emiten el especial de dos horas del programa Matsuko no shiranai seikai.

A la segunda hora, traen como invitada a una señora ya con su edad (luego descubro que tiene 57). Tiene el pelo negro y larga, seguramente peluca, con un traje parecido a una pantera con motivos modernos. Durante la siguiente hora, habla de su vida (¡qué vida!).

princesstenko (c) Pri.org

Se llama Princess Tenko, es una japonesa que de pequeña sabía que la escuela no era lo suyo, y que quería dedicarse a cantar. Nativa de una de las provincias japonesas donde el invierno dura la mitad del año, con nieve que te llega hasta la cintura, esta mujer de niña tuvo la suerte de tener unos padres que le dejaron hacer lo que quería.

Su carrera como cantante y actriz pasó sin pena ni gloria. Seguramente se dio cuenta de eso a tiempo, y decidió dar un giro a su carrera dedicándose al mundo de la magia. Y parece que era buena, pues pronto escaló peldaños convirtiéndose en alumna de Tenko, el mayor mago japonés del momento, convirtiéndose tras su muerte en su heredera (parece que también de sus deudas).

Siguió cosechando éxitos, hasta que un cazatalentos norteamericano se fijó en ella. Y es entonces cuando cruzó el charco y empezó a trabajar en California.

Firmó contratos para dar la imagen en una serie de dibujos en los ochenta (donde aparecía mostrando alguno de sus trucos al final de cada episodio). Fueron trece, pero lo suficiente como para tocar el estrellato.

Tal fue el éxito, que firmó contratos multimillonarios. Uno de ellos, la franquicia de muñecas de Mattel con su cara. Su cuenta corriente empezaba a llenarse con decenas de millones de euros (no es una exageración) y fue contratada para un show de magia en Las Vegas y constantes tours por todo el mundo.

Se dice, se rumorea, que por los 200 shows anuales cobrara 4.000 millones. Multiplicad... Ella afirmó una vez que tenía mansiones en cada ciudad donde hacía sus shows, excentricidades mil y una.

Realmente, cuando conoces todo lo que gana uno le viene el deseo de convertirse en alguien como ella cuando sea grande. Pero ese deseo se desvanece como la bruma matutina cuando te enteras de las cláusulas de sus contratos. No se trata solamente de tener que hacer shows peligrosos a su edad (varias veces estuvo a punto de perder la vida) si no que, cada vez que aparece en público, tiene que mostrar una imagen veinteañera por culpa del contrato de sus muñecas.



Esto también puede interesarte

Comitia 112

Comitia 112

Y otra edición del Comitia, el salón del cómic amateur y semiprofesional más importante de todo ...



Videos desde Japón

Adoctrinamiento en las escuelas catalanas

Adoctrinamiento en las escuelas catalanas

¿vale la pena viajar a japón?

¿vale la pena viajar a japón?

Referendum catalunya 1o. nada justifica la violencia

Referendum catalunya 1o. nada justifica la violencia

Psicofonias del infierno

Psicofonias del infierno